Capítulo #03: Señales de agotamiento

Antes de continuar con el estudio teórico de las terminales, queremos hacer unas pequeñas puntualizaciones que pueden valer no sólo para el seguimiento de las terminales, sino igualmente para cualquier otro tipo de pauta,  y que son las siguientes:

– Es muy importante a la hora de elegir el activo en el que vamos a operar, que éste sea muy líquido, que se negocien muchos contratos, que no se pueda manipular el precio con muy pocos contratos y que se pueda vender y comprar de forma automática. Por lo general los activos en los que vamos a fijar nuestra atención y como ya hemos comentado anteriores capítulos serán  los futuros del Dax, Eurostoxx, SP y en alguna ocasión el futuro del petróleo y algunos metales preciosos. Creemos que  éstos son más que suficientes para operar con garantía, si bien si alguno de vosotros observase una terminal en cualquier otro activo, estamos abiertos a comentar la gráfica que nos mandéis.

-Hasta  el momento no hemos hablado del espacio temporal (frame time) y lo hemos hecho de forma deliberada, porque las terminales las podemos encontrar en cualquier espacio temporal, nosotros generalmente emplearemos gráficos de 15, 5 y 1 minuto, pero cualquier otro espacio de tiempo sirve. Por experiencia creemos que los mejores espacio tiempo para observar terminales es el de 5 y 1 minuto. El motivo de ser preferidos éstos no es más que por estrategia operativa, espacios superiores a éstos implican que debamos dejar operativas abiertas varios días con el consiguiente peligro para nuestra cuenta. En 5 y 1 minutos normalmente la operativa se podrá cerrar en dos o tres días e incluso en un día, estando de esta forma el tiempo imprescindible en el mercado, minimizando los riesgos.  Llegados a este punto nos gusta poner como ejemplo que el mercado es como una gran autopista y que permanecer en el mercado es como estacionar un vehículo en el arcén, con el consiguiente peligro de ser arrollado por cualquier otro turismo o vehículo pesado, es decir que podemos ser arrollados por el mercado.

Después de este pequeño adelanto teórico  en el que hemos expuesto la estructura y relaciones de Fibonacci que deben cumplir las terminales, alguno se preguntará y con razón, cómo y cuándo se confirman las terminales, y eso es lo que pretendemos explicaros ahora. No  os  preocupéis, porque esto teóricamente es muy sencillo, otra canción será a la hora de tomar decisiones.

La manera para confirmar el agotamiento de las terminales, y al ser éstas pautas impulsivas, su confirmación será la misma que para aquéllas, es decir, la confirmación del agotamiento de una terminal, la tendremos cuando la línea 2-4 sea perforada por el precio una vez que hayamos visto que se ha formado la 5 onda, Este corte deberá ser brusco  (eso es lo ideal, no siempre será así, habrá ocasiones en las que el mercado nos pondrá a prueba e intentará engañarnos) y aquí viene la condición imprescindible, y es que dicho corte de la línea  2-4 se produzca en menos tiempo que el empleado por la 5 onda en su formación (esta condición es la misma que para las ondas impulsivas). En este punto conviene recordar, lo que ya hemos contado en anteriores ocasiones y es que esto no es una ciencia (aunque a veces lo parezca por su precisión), de este modo una vez calculada la hora exacta para la rotura, debemos dar un pequeño margen para su confirmación.

A modo de anécdota me gusta comentar lo que en una mañana de no hace mucho tiempo me ocurrió. Estaba detrás de lo que tenía pinta de ser una pauta terminal, suponía que se había hecho su quinta onda y únicamente me quedaba la confirmación con la rotura de la línea 2-4. Según mis cálculos (que son muy sencillos) la terminal tenía como hora limite para el corte a las 9:30 horas. Esa mañana como otros días, un amigo me vino a ver al despacho para tomar un café sobre las 9:10 horas, comentándole que debía esperar hasta las  9:30 horas a ver si cortaba el precio la 2-4. Mi amigo no conocedor de la teoría de Ellott creía que le estaba vacilando, estuvimos  observando la gráfica, y la cara que se le quedó cuando pasado un minuto de las 9:30 h, el precio acudió a su cita y cortó con fuerza la línea 2-4 todavía no se me ha olvidado. Desde entonces siempre que me viene  a ver me pregunta si tengo alguna onda como la de aquel día.

No hemos comentado lo que es la línea 2-4, dando por supuesto de que todo el mundo lo sabe, pero si alguno todavía no está muy puesto con Elliott, decir únicamente (y que se ponga al día con la teoría lo más rápido posible), que la línea 2-4, es la formada por las ondas 2 y 4 de la pauta, tanto para las terminales como para las impulsivas. De todos modos y para no hacer demasiado extenso el presente capítulo, la forma para trazar la línea 2-4 y el cálculo de tiempo lo veremos en los vídeos (es muy sencillo el trazado de la línea 2-4 y el cálculo del tiempo, otra cosa es saber si realmente se ha formado la 4 onda, ésta en el análisis de Elliott es la que nos dará siempre más quebraderos de cabeza y que dedicaremos a ello  un capítulo ).