Capítulo #04: Objetivos para el precio

Supongamos que tenemos identificada una terminal  con sus cinco ondas (1,2,3,4 y 5) y que se ha producido el corte de la línea 2-4 dentro del plazo prevenido, teóricamente se deberá corregir el precio total de toda la pauta de forma muy rápida, y siempre en menos tiempo del que tardó toda la pauta en formase, pudiéndose distinguir los siguientes objetivos para el precio:

  • Final de la onda 4.
  • 50 % de la pauta.
  • 61,8% de la pauta.

Estos 3 objetivos son los mismos que si se tratara de una onda de impulso (recordamos que las terminales lo son).

  • Y el 100% de su recorrido en precio.

Estos 4 niveles son los objetivos para las terminales. Normalmente en los tres primeros objetivos se producirán rebotes o correcciones, toda vez que los mismos se van a convertir en soportes y re resistencias respectivamente. Hemos podido observar en ocasiones que la pauta que creíamos terminal no llegaba al 100% del recorrido del precio, pero siempre sobrepasaba el 61,8%, por lo que en ocasiones, como operativa abríamos varios contratos de futuros cerrando la mayor parte en el 61,8 % , dejando una pequeña exposición por si llegaba al 100%.

En el primero de los capítulos, ya comentábamos que los stops “suelen “ ser bastante ajustados (minimizando las pérdidas). Nuestros stops de protección se deberán colocar por encima del precio estimado para la 5. Ya hemos explicado como obtener el precio estimado de la 5, deberemos dejar algunos puntos de protección, porque se viene comprobando como para el caso de Dax y eurostoxx se dilatan los precios en al menos 15 y 5 puntos respectivamente. Desgraciadamente llegados a este punto, no podemos dar  consejos, deberéis ser vosotros los que a base de experiencia vayáis colocando los stops según vuestro criterio. Pero en ningún caso se debe dejar la operativa sin protección, puede que se nos dé la vuelta rápidamente que, no se haya formado la 4 y que en contra de nuestros intereses y la hemorragia en nuestra cuenta puede ser importante.

Hasta ahora no habíamos comentado nada en relación con los indicadores técnicos. Todos en nuestros primeros pasos en el trading hemos tratado de encontrar el indicador técnico que nos convierta en oro todo lo que toquen, posteriormente cuando nos hemos desengañado de la bondad de éstos, los hemos aparcado pensando en la inutilidad de lo mismos. Nosotros que somos seguidores de Elliott queremos romper una lanza a su favor. Los indicadores técnicos bien empleados son un aliado perfecto de Elliott que, en ocasiones nos confirmará o no, lo que la pauta nos muestre, éstos serán la prueba del 9 para las terminales. Una vez que hayamos medido las relaciones de Fibonacci entre sus ondas, nos quedará ver si se produce alguna divergencia entre el precio y el MACD. Generalmente los  utilizaremos para ver las posibles divergencias en el   MACD y el RSI. Para no complicar más lo que de por si ya es complicado. emplearemos los parámetros que por defecto traen la plataforma en la que operemos. Igualmente utilizaremos el espacio temporal que estemos empleando en la gráfica.

No hemos explicado en qué consiste una divergencia, para los que nos estén familiarizados, únicamente decir que se produce una divergencia bajista o alcista, cuando el precio y el indicador técnico se mueven en sentido contrario, es decir, podemos ver como el precio consigue mínimos crecientes y el indicador mínimos decrecientes. Esto nos indica que se está produciendo un parón en la tendencia del precio, parón que no quiere decir que el precio se vaya a dar la vuelta, simplemente que el precio está haciendo un alto en el camino y que hay mayores posibilidades de que se dé la vuelta.