Capítulo #05 Jugando con las divergencias y el tiburón

Ya hemos hablado de las divergencias,  concretamente para el caso del MACD, y de que éstas pueden convertirse en la prueba del 9 para la confirmación de las pautas terminales. La divergencia  puede ser alcista o bajista, y su interpretación supone una debilidad en la tendencia actual del precio y la posibilidad de giro próximo.

Antes de continuar tenemos que hacer constar que, la divergencia  nos avisa de posible giro o cuando menos de debilidad en la tendencia actual, pero no nos dice cuando se produce el giro.

A efectos de nuestra operativa, primero estaremos tras la pista de la pauta terminal, una vez confirmada ésta  observaremos si existen divergencias entre el precio y el indicador u oscilador.

Un caso muy particular es la divergencia de  MACD con fallo, en el que la línea rápida del MACD  hace máximos o mínimos divergentes con el precio y además esos máximos o mínimos se producen sin que se llegue  a cortar la línea lenta del MACD. Es precisamente el no producirse el corte, lo que conocemos como fallo de MACD y que va a dar mayor seguridad a la divergencia.

Como decíamos en el capitulo IV, las divergencias, son una señal de pérdida de momento que, nos anticipa una parada en el precio en su recorrido (a la baja o al alza), no quiere decir que se vaya a producir un giro inmediato en el precio, pero debemos estar atentos porque en cualquier momento se puede producir el giro. Pero si a esto añadimos que, además de  la divergencia se ha producido un fallo de MACD, nos añade un plus de garantías en cuanto que debamos esperar el giro. Si a esto sumamos que nos encontramos con el agotamiento de una terminal, podemos poner el dedo en el disparador porque podríamos encontrarnos con una señal clara de entrada de confirmación de una terminal. Como siempre tendríamos que haber comprobado previamente todas las relaciones de Fibonacci entre sus ondas y como condición final  que, el corte de la línea 2-4, se produzca en menor tiempo que el empleado en la formación de la 5.

El RSI es otro indicador que debemos comprobar en las divergencias de MACD con fallo, pues si esta divergencia se ha producido después de que el RSI  haya entrado en zona de sobreventa, nos podría estar indicando  que se ha formado un suelo, o si entra en zona de sobrecompra, lo que indicaría es que se ha producido un techo, pero que en cualquiera de los casos lo importante es saber que, si se ha producido durante la formación de una terminal, nos podría estar confirmando esa terminal que teníamos en el radar.

 EL TIBURÓN

Para los que no conozcan en profundidad el  ADX, podemos decir que éste es un indicador técnico que, a modo de brújula  del precio, nos indica cuando la dirección del movimiento tiende a ser constante. No diferencia entre subidas y bajadas y cuanto más recorrido haga el precio en una misma dirección, más alto será el valor del ADX. Acompañan al ADX; otros  dos indicadores direccionales, el + DI (movimiento direccional positivo) y – DI (movimiento direccional negativo), ambos miden la intensidad del movimiento alcista o bajista respectivamente.

Suele ocurrir en las terminales que si la falta de tendencia se hace muy prolongada en el tiempo, nuestro ADX vaya tomando cada vez valores menores hasta situarse por debajo de los DI, tanto del positivo como del negativo, permaneciendo en esta situación  durante bastante tiempo. Esta es una indicación de que no hay fuerza. Esa falta de tendencia, hace que el ADX permanezca en valores mínimos durante largos período de tiempo, pareciendo que se arrastre por la zona de mínimos. Cuanto más tiempo permanezca el tiburón en las “profundidades abisales”, mayores probabilidades hay de que el corte al alza con su + DI o su – DI, desencadene un fuerte movimiento en contra de la tendencia previa. Cuando la tendencia vuelve porque la pauta se ha agotado, se produce el movimiento del ADX, en el que parece emerger de forma violenta, este será el momento de buscar el corte de la línea 2-4 de nuestra terminal. Normalmente si la terminal es alcista, el ADX en el inicio de la pauta cortará al – DI y con la rotura de la línea 2-4 cortará al + DI.

No lo hemos dicho, pero se suele observar como el ADX  alcanza los valores más altos al inicio y al final de la terminal.

Lo demás es ya sabido, una vez que se ha confirmado la pauta terminal, queda marcarnos los objetivos de retroceso para el precio, colocar nuestros stops y esperar a hacer caja…