CAPÍTULO #07 RECORDANDO LAS SIETE REGLAS ESENCIALES

Con los seis capítulos que hemos visto, podríamos dar por finalizada la doctrina que nosotros consideramos indispensable para poder operar con pautas terminales. Nuestro sistema se basa en tres patas las cuales ya han sido tratadas, teoría de Elliott, indicadores técnicos e indicadores de sentimiento.

Cuando iniciamos este proyecto, pensábamos en dirigir el mismo hacia personas que en sus operativas diarias trabajasen con Elliott, pero hemos podido comprobar con sorpresa que, son muchos para los que Elliott es un auténtico desconocido. Atendiendo esas peticiones vamos a continuar con una serie de capítulos que versarán sobre la teoría de Elliott, comenzando por lo fundamental y que son como reza el título, las siete reglas esenciales de Elliott..

Para que la teoría de Elliott considere una pauta como de impulso, se deben cumplir las siguientes siete reglas:

1.- La pauta ha de estar formado por cinco ondas.

2.- De esas cinco ondas, tres se deberán mover en la misma dirección que la pauta y los otras dos en sentido contrario. Esto es, las ondas 1,3 y 5 (las impares), tendrán estructura impulsiva y se moverán en la misma dirección. Las ondas 2 y 4 (pares), tendrán estructura correctiva y, se moverán en sentido contrario a la tendencia.

3.- La segunda onda nunca podrá retroceder el 100% del recorrido de la primera. Si esto ocurriese se deberá proceder a un nuevo recuento.

4.- La tercera onda tiene que ser más larga que la segunda. El modelo que generalmente se presenta, es el de tercera extendida (X3), si bien también podemos encontrar que la quinta sea la extendida(X5). Esta última opción puede presentarse en mercados con una marcada tendencia, mercados en “estado de euforia” o en “situaciones de pánico”.

5.-La cuarta onda no podrá corregir el 100% de la tercera.

6.-El recorrido en precio de la quinta onda ha de ser como mínimo el 38,2% del de la cuarta.

7.-La tercera onda no podrá ser nunca la más corta de la tres onda de impulso (1,3,5). Esta regla ya la habíamos visto cuando comentábamos que la extendida es la X1.

A pesar de que la teoría considera a las siete reglas como esenciales, por nuestra experiencia hemos confirmado que será condición indispensable que se cumplan: la 1, 2, 3,5 y 7, para el resto de reglas (4,6) podremos ser menos exigentes en cuanto a su cumplimiento (recordemos que no estamos ante una ciencia).

Hay otro grupo de reglas que, si bien no son esenciales, suelen presentarse y que hay que tener en cuenta cuando hacemos nuestros recuentos y estas son:

A) Regla del solape, que consiste en que la 4 onda no puede en ningún momento entrar dentro de la franja de precio definida por la 2. Ya habíamos visto como únicamente en las terminales se permite el solape que, además es una característica de éstas, que se produce al ser la extendida la X1 y la 3 muy corta, con lo que la 4 entra dentro del recorrido en precio de la 2.

B) Regla de la extensión, que podemos resumir en que de las tres ondas de impulso, una de ellas debe ser más larga que las otras dos. En realidad y siguiendo nuestro modelo, por lo general la extendida será la X3 en la mayoría de los casos. Caso especial será que la extendida sea la X5 que ya hemos comentado. Y el caso que más nos gusta que es el de X1, porque estaremos siempre ante una posible terminal.
Lo más importante a la hora de distinguir a la onda extendida del resto es que:
– La diferencia en longitud entre la onda extendida y las otras dos debe poder ser observada a simple vista. Siempre que trabajemos con una gráfica, nos fijaremos en las ondas que se distingan de las demás, porque esa seguramente sea la extendida que, nos hará que sea más fácil el recuento de ondas.
– Existe una relación entre la onda extendida y la siguiente, estableciéndose que la extendida será el 161,8% de la siguiente en tamaño. Son muchas las ocasiones en que cuando nos encontramos numerando las ondas y midiendo las relaciones de Fibonacci entre las mismas, nos sorprende la exactitud con la que se relacionan. En otro capítulo veremos las proyecciones entre las diferentes ondas y, la utilidad práctica para hacer estimaciones en el precio fundamentalmente con la quinta onda.

C) Regla de la igualdad entre las ondas que no se extienden. En una pauta de impulso, éstas tenderán a relacionarse por el 100% en el precio y tiempo empleado en su formación, o bien tienden a relacionarse por un proporción del 61,8%.

D) Regla de la alternancia. Esta regla afecta a las ondas correctivas de las de impulso, es decir a las ondas dos y cuatro. Su enunciado lo podríamos resumir en que las ondas dos y cuatro, han de ser diferentes, bien en su estructura o en el tiempo de su formación. Generalmente las ondas 2, serán más rápidas en su formación que las 4. Las ondas 4 en un tanto por ciento muy elevado, estarán formadas por pautas más complejas y emplearán mucho más tiempo en su formación que las 2. En cuanto a las ondas 4, indicar que merecen un capítulo para ellas solas y que el próximo lo dedicaremos a las que de forma “cariñosa“ las llamamos, “la maldita cuatro”.