CAPITULO #08 LA MALDITA CUATRO, Y LAS PAUTAS CORRECTIVAS

Todos los que nos dedicamos al trading y seguimos la onda de Elliott, sabemos lo que significan las ondas cuatro y sus consecuencias en las operativas.¿ Cuántas ondas cuatro nos han mermado nuestras cuentas y nuestra estima? Por la teoría sabemos que una onda 4, es una onda correctiva de estructura más o menos compleja y que, se mueve en  el sentido contrario de la tendencia.

El primer problema que nos vamos a encontrar con las ondas 4 es saber cuándo se han terminado. Ese siempre será nuestro eterno dilema. Nunca vamos a estar del todo seguros de su finalización,  y deberemos operar siempre con un grado de incertidumbre (cuántas veces nos ha tocado mover la cuatro de un mínimo o máximo relativo a otro). Como limitación más importante y que en ningún caso se podrá soslayar, es el solape con la onda 2 (el punto máximo o mínimo de la onda 1). Ya hemos comentado en anteriores capítulos que si se produce esta circunstancia deberemos proceder a un nuevo recuento.

Pero que se produzca el solape, no será el peor de nuestros escenarios, pues en este caso empezaríamos un nuevo recuento. Los auténticos problemas se nos van a presentar cuando la onda 4 haya corregido lo que podemos considerar como una corrección “normal”, es decir cuando su corrección se encuentre entre el 50% y 61,8, y queramos posicionarnos a favor de la tendencia de la onda. Este es el escenario más complicado para el trader, se nos ha escapado la 3 y queremos incorporarnos a la tendencia para al menos obtener parte de la 5 onda que presumimos que falta, pero que para nuestra desgracia el precio se empieza a mover en contra de la tendencia y en contra de nuestros interese, y por consiguiente de nuestra cuenta (si operamos únicamente con terminales, nunca no vamos a encontrar en esta situación).

Ya hemos dicho que la onda 4 es una onda de corrección y por tanto para podernos subir al carro de la tendencia debemos buscar las pautas que nos indican la continuación de la tendencia.

¿Cuáles son esas pautas?, las pautas que emplearemos para incorporarnos a la tendencia serán:

– Pautas planas.
– Zigzag
– Triángulos.
Por nuestra experiencia podemos adelantar que las mejores de las tres para operar, van a ser las pautas planas, ya que los triángulos y los zigzag presentarán más peligros para nuestras posiciones, pero esto ya lo explicaremos poco a poco.

Pautas Planas: Como hemos dicho, dentro de las pautas correctivas son lo mejor de lo mejor, es relativamente fácil su identificación y en cuanto a operativas las podríamos asimilar en importancia a las terminales. Las pautas planas, en lo sucesivo planas, son pautas de continuación de la tendencia. La mayoría de las veces aparecen en las ondas 4, si bien y en menor medida también se darán en las 2 (ya sabemos que ambas son correctivas, recordemos igualmente la regla de la alternancia entre las ondas 2 y 4 que, establece que éstas deben ser diferentes, si la 2 es corta, la 4 será más compleja y viceversa).

La importancia de las planas, viene dada por su consideración como pautas de continuación de la tendencia, ya que una vez concluida la plana, aparecerá la tendencia previa a la corrección.

La estructura de la plana será del tipo a, b, c, presentando las ondas a y b, estructura correctiva y c impulsiva, si bien para considerarla como plana, el retroceso de b sobre a, tiene que ser como mínimo el 61,8 % . La onda a irá en contra de la tendencia y b a favor de la misma. La onda b, nos va a indicar la fuerza de la tendencia, considerándose como débil si el retroceso es inferior al 80%, normal entre 80% y 100% y fuerte superior al 100%.

Del mismo modo, del recorrido de b se puede inferir el de c, así, si b no supera el 100% de a, la c va a ser mayor que la b, y si la b llega al 100% de a , la c va a ser menor que b.

Las figuras que nos mostrarán el agotamiento de la corrección y la continuación de la tendencia son:

1.- Corte de la línea 2-4, en la c. Debemos vigilar los cortes de esta línea, pues nos pueden estar indicado el agotamiento de la corrección y que el precio puede volver a la tendencia anterior (ya sabemos que en las c de las 4 se pueden presentar pautas terminales). Este corte suele ser brusco, ya que se produce la cancelación de posiciones cortas o largas.

2.- Corte de la Línea OB, éste nos confirmará la señal que ya se ha producido con el corte previo de la línea 2-4. Por experiencia podemos afirmar que, generalmente el corte de la línea OB no es tan explosivo como el de la línea 2-4. Habitualmente solemos buscar pautas terminales en las c que, nos permitan posicionarnos a favor de la tendencia e intentar hacer caja en los objetivos que ya hemos descrito para las terminales.

Zigzag: Al igual que la plana, está compuesta por tres ondas a, b y c, pero a diferencia de la plana en la que únicamente la c era una pauta de impulso, el zz también la onda a es impulsiva. Es decir que un zz es una pauta correctiva, en la que dos ondas de impulso se encuentran unidas por una correctiva, en la que ésta (la b), no retrocederá más del 61,8 de a.

Visualmente nos llamarán la atención del zz, lo siguiente: por una parte después de que se forma la 5, veremos que viene una corrección con estructura de impulsiva (a), una onda (b) corta y una (c )con estructura impulsiva (Enrique Santos, siempre que nos explicaba los zz, y para que nos hiciésemos una idea visual, decía que estos son una onda impulsiva a la que se le han cortado las ondas 4 y 5 ).

En cuanto a las figuras que nos mostraran el agotamiento de la corrección y continuación de la tendencia, son las misma que en las planas, por lo que no vamos a hacer ningún comentario más.

Triángulos: Algunos autores los incluyen entre la correcciones complejas. Hay que tener en cuenta que, se producen en movimiento laterales, en lo que se acompañan de un volumen y volatilidad bajas, que reflejan un equilibrio entre oferta y demanda.

Se compone de cinco ondas A, B, C, D, E, subdividas en tres ondas cada una, de modo que, fluyen  entre una línea que pone en contacto los puntos finales de las ondas A y C, y otra línea que pone en contacto los puntos finales de la ondas B y D. Si los límites son convergentes, aunque no haya intersección hasta que la pauta se hay completado, se trata de un triángulo contracto y si divergen, es un triángulo expansivo.

Las ondas del triángulo  pueden formar cualquier pauta correctiva a excepción de un triángulo.

En resumen las características de los triángulos son:

  • Se componen de 5 ondas (A, B, C, D y E) y no de tres como el resto de pautas correctivas.
  • Las ondas en la dirección de la corrección no se desarrollan en 5 ondas, sino que todas se forman en 3 movimientos.

En los triángulos contractos, cada una de las ondas que lo componen retrocederán al menos un 50% de la onda precedente, de forma que la onda D es más pequeña que la onda C y la onda E es más pequeña que la D.

Por el contrario en los expansivos la onda A o la B, deben suponer la menor variación de precio de todas las ondas que lo componen, a excepción de la A, cada onda debe ser al menos el 50 % de la onda inmediatamente posterior. Se suele cumplir una relación del 161,8% de la onda E sobre la C, de la onda C respecto de la A, o de la D respecto de la onda B.

El objetivo esencial de una onda correctiva ( plana, zigzag o triángulo), es contrarrestar los exceso de la onda de impulso previa del mismo grado. Sien embargo, a veces la onda plana o el zigzag son insuficientes para llevar a cabo esa función, por lo que los mercados combinan dos o más pautas correctivas para extender la corrección ( de ahí que las ondas 4 se alarguen “ab infinitum”.

Adjuntamos la gráfica del futuro del dax ( en 5 minutos), en el que se puede ver que, desde la onda impulsiva ( alcista) del 30 de septiembre del presente año, un triángulo expansivo, formando por 2 ondas correctivas ( una plana y un zz), unidas por una onda impulsiva.

Si alguien me preguntase hacia dónde romperá el precio, le contestaría que, solo el tiempo nos lo aclarará.

chart