“LATERAL…AZO”, COMENTARIO DEL MERCADO 15/XI/2016

Esta mañana comentaba con Enrique Santos la terminal de ayer. Yo le decía que me había temblado la mano, que no entramos al corte de la línea 2-4 de la terminal por miedo y que después intentamos arreglar lo irremediable. Igualmente me quejaba de que ahora nos tocaba aguantar un “lateral…azo”. Y ahí estamos, ni para arriba, ni para abajo.

La ocasión “la pintaban cava”, se nos escapó una buena opción, y ahora los mercados se han parado, están a la espera de algún dato o noticia que los saque del letargo en que se encuentran. En alguna ocasión ya hemos comentado la primera ley de Newton, en la que se precisa de alguna fuerza externa que nos saque de esta tela de araña en la que nos encontramos y que en la física llamamos inercia.

Los mercados no se diferencia mcho de la física, y así la teoría de Elliott ya nos da cuenta de estas situaciones ( laterales, ondas 2ª y 4ª), en las que la oferta y la demanda se igualan, y se precisan de fuerzas externas que se decanten en un sentido u otro, y nos saquen de este “bodrio” de pauta.

Ayer propusimos dos opciones, pues bien, hoy estas siguen vigentes, la más probable y la menos probable. No podemos aportar nada más de lo que dijimos en la entrada de ayer, únicamente apuntar la diferencia entre el recuento del futuro del dax y del eurostoxx, mientras en el primero habíamos visto una pauta de agotamiento y dando por finalizada su 5ª ( en el escenario más probable), para el futuro del eurostoxx, no se habría producido ese agotamiento (no tenemos aun la 5ª onda). Estas situaciones, por experiencia nos indican que las cosas nos están claras. Nuestro dos índices de “cabecera” como buenos hermanos suelen ir de la mano, y si ahora no van al unísono, es probable que el más adelantado espere a su hermano ( en este caso el dax podría estar esperando a su hermano pequeño).

Poco más podemos añadir, que sigue el “lateral…azo” y que dependiendo de la agenda macro de mañana y si los señores que mueven esto se les antojan, pues moverán el mercado en el sentido que que ellos quieran.

No os hacemos perder más tiempo, pasad una buena noche y mañana os esperamos en el mercado.