“Objetivos cumplidos”, comentario del mercado 20/02/2017

Si en la tarde del pasado viernes 17 se produjo la pauta terminal que por el canal de Telegram hemos comentado, hoy a la apertura del mercado de futuros y teniendo en cuenta que  en el mercado USA era festivo,  se ha cumplido al 100% de todos sus objetivos.

Ha sido una pena que no hayamos podido aprovecharla, trabajar en espacios temporales tan pequeños tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. A media mañana del viernes y, después de ver como el precio dibujaba lo que podrían ser las onda 3 y 4 de la posible terminal, no quisimos dar la voz de alarma por el canal Telegram, ya que no íbamos a poder hacerla el seguimiento debido en “directo”.

Como dijimos en la entrada del domingo, no pasa nada, seguro que  habrá otras muchas ocasiones más, y además con más puntos potenciales para obtener.

No vamos a hacer el comentario más largo pues no merece la pena, el precio ha ido donde tenía que irse, y a partir de ahí parón y lateral.

A estas altura de la “película”, no vamos a descubrir nada si os recordamos que para nosotros lo mejor de la teoría de Elliott, son sus pautas terminales. Cuando realicé los cursos de Elliott que impartía Enrique Santos, siempre nos hacía hincapié en la bondad de estas pautas, y dejándome llevar por su buen magisterio obtuve muchos puntos, únicamente obedeciendo  sus consejos.

Como anécdota, os voy a contar como entré en una pauta terminal de muchos puntos (en aquella no trabajábamos  en el futuro del dax, sino en el mini de un cfd a 5 € punto).

Era una tarde-noche y  tenía cena con unos amigos en una sociedad, entre otros estaba de cocinero. Recibí mensaje de Enrique y me comunicaba que se había producido el corte de la línea 2-4 de una terminal, mi confianza en Elliott  y  en él era y es ciega, y no me lo pensé, le di al botón de compra o venta (no recuerdo las implicaciones de la terminal), el caso es que al día siguiente el precio llegó al 100% de sus objetivos. Por cierto la cena salió del “10” y las copas las pago el que suscribe, con la alegría de que iba  a hacer caja al día siguiente como así fue.

La confianza era máxima, pues no era la primera ni por supuesto la última de las terminales que con su buen hacer nos había regalado.

Pasad una feliz noche y mañana os esperamos en el mercado.