“Todo sigue igual”, comentario del mercado 14/02/2017

Ni San Valentín ha sido capaz de traernos algo de alegría a los mercados. Jornada aburrida por lo que a nuestros dos índices de referencia.  Hoy los dos hermanos sincronizados al unísono para no hacer nada.

A la apertura de los mercados de futuros (08:00 horas), dax y eurostoxx han abierto a la baja pero sin hueco, a partir de ahí “lateralazo”.

Seguimos sin pauta, o lo que es lo mismo, seguimos sin encontrar el norte, seguimos sin  hoja de ruta.

Hoy un lector de nuestros artículos (si bien parece  no ser seguidor), nos hacía un comentario al último artículo (Los últimos artesanos del trading), en el que hacía una crítica a la teoría de la onda de Elliott, en la que exponía que ésta fallaba mucho y que siempre teníamos alguna onda en la que protegernos cuando nuestro recuento no acertaba con el movimiento del mercado.

Igualmente venía a decir que no creía en los sistemas de especulación que siguen al precio, así como que si Elliott fallaba en el largo plazo, mucho más aún en el cortísimo (podéis ver el comentario en el siguiente enlace https://www.rankia.com/blog/pautas-terminales/3474816-ultimos-artesanos-trading).

Nuestra contestación como no puede ser menos siempre desde la cortesía, le venía a decir lo que todos nosotros ya sabemos, y es que en ocasiones fallamos no porque la teoría lo haga (que también), sino porque nuestras interpretaciones son erróneas.

En cuanto que el sistema tenga que fallar en muchas más ocasiones en el corto plazo que a largo, ahí si que no estamos nada de acuerdo. Todo el que se acerque a los mercados financieros, ya sea en el espacio temporal en que trabaje (lo mismo da en el largo, medio, corto e intradiario), lo tiene que hacer de la mano de algún sistema de especulación. Nosotros lo llevamos diciendo desde hace muchos meses, creemos en la teoría de Ellott, no somos ninguna secta, la creencia en nuestro sistema, no es un dogma de fe.

Creemos porque hemos visto que el sistema se cumple con “relativa exactitud”, y entrecomillamos esto último, porque como también hemos repetido hasta la saciedad, esto no es una ciencia, aunque en ocasiones lo parezca, y es que cuando las proyecciones de las ondas se cumplen milimetricamente con las estimaciones, no nos queda más remedio que pensar que algo de ciencia si que tiene.

Nosotros no queremos que todo el mundo “se convierta a nuestra fe”, de ninguna de las maneras. Todos los que nos seguís y os habéis acercado a nosotros, nos une el considerar a la teoría de Elliott como válida para “intentar” batir al mercado. Incluso nos atreveríamos a decir que no se trata de batir al mercado, sino de saber intuir, “predecir” los movimientos de los mercados conforme a la aparición de nuestras “queridas pautas”.

Cuando no tenemos pauta, “no somos nadie”, no sabemos dónde estamos, ni hacia adónde nos dirigimos. Somos como los Vikingos, grandes navegantes que cuando se quedaban sin su estrella polar cuando aparecía la niebla, perdían el norte.

De momento llevamos algunos días con “niebla” en los mercados que no nos deja ver. No debemos olvidar que, la semana pasada hemos operado en dos ocasiones, mejor dicho en dos buenísimas ocasiones (si bien una pudo ser todavía mejor).

Nuestro sistema no es de escalping, si alguien busca esto lo va a tener difícil, con nuestro método las ocasiones no son muchas, pero la “seguridad” si es grande (aunque decir esto siempre es comprometido). No buscamos muchas operativas, sabemos y lo hemos dicho muchas veces que estar en el mercado es un peligro, por eso procuramos que las trades sean cortas en el tiempo, y evitamos dejar posiciones abiertas de un día para otro.

Volvemos a repetir lo que decíamos ayer, toca esperar, y en el trading la paciencia es una virtud.

Hoy leía en la página de Enrique Santos un informe del SP 500, y decía que, el final de la 5ª  onda podría estar más cerca de lo que parece, así como que pudiera estar formándose una pauta terminal en gráfico horario.

No os entretenemos más, pasad una feliz noche de San Valentín con la persona a la que queréis, y mañana nos volvemos a ver en los mercados.